domingo, 25 de junio de 2017

Club Boolino. Erizo y Conejo. La nube cabezota

Hay dos amigos en el bosque que lo están pasando de lo lindo hasta que una nube tapa el sol y empiezan a sentir frío. Ni cortos ni perezosos Erizo y Conejo, emprenden una misión para pedir a la nube que deje de tapar el sol.


En el camino hacia la nube, Erizo y Conejo tratan de contar con la ayuda de otros animales que andan por el huerto, sin tener mucho éxito, pero dejando un divertido cuento por el camino.
 
Erizo y Conejo. La nube cabezota, forma parte de una colección de aventuras de estos dos animalitos. Escrito por Pablo Albo e ilustrado por Gómez, es un cuento editado por nubeOCHO. Adecuado para leer a los niños desde los dos años, y para que nuestros primeros lectores también pasen un rato de práctica. 

Os aseguro que a mis hijos les ha gustado mucho este cuento, y desde el primer día que lo leímos, es llegar a sus páginas preferidas y estallar las carcajadas en casa.



 Fomará parte de la maleta de viaje para estas vacaciones. Seguro.

miércoles, 7 de junio de 2017

Leche de almendras y bizcocho de almendras

Hacía tiempo que no traía recetas, así que hoy toca un 2x1. Ambas son tan fáciles, que en menos de una hora las podéis tener listas.

Como os contaba el otro día, me he aficionado a la leche de almendras casera. El sabor del café del desayuno cambia, pero también he visto otros cambios físicos que merecen la pena. Y cuando hablo de un cambio de sabor, no es un cambio a mal. Tan sólo distinto. Lo mejor de hacerla en casa es que controlas el punto de dulzor y es muy satisfactorio conseguir con tus propias manitas una bebida nutritiva y sana.

Por otro lado, y para aprovechar la pulpa de las almendras molidas, me aventuré a hacer un bizcocho adaptando ingredientes y cantidades. Y el resultado fue satisfactorio. Así que supongo que caerá más veces.

Leche de almendras
Ingredientes
100 gramos de almendras peladas
1 litro de agua
Miel al gusto

Elaboración
Poner las almendras en remojo, al menos durante 8 horas
Transcurrido ese tiempo, desechar el agua del remojo y aclarar las almendras
Echarlas a la thermomix junto con un litro de agua y miel o endulzante al gusto. Yo suelo echar una cucharada sopera de miel.
Programar 1 minuto velocidad 8 y listo. 
Sólo queda el paso que lleva más tiempo: filtrar la leche con un colador de tela para separar la pulpa y poder disfrutar de una leche de almendras sin tropezones.




Bizcocho de almendras
Ingredientes
125 gramos de la pulpa de almendras que nos quedó en el colador tras el filtrado
110 gramos de azúcar moreno
2 huevos
20 gramos de aceite de girasol
75 gramos de harina integral
Una pizca de sal
Una cucharadita de postre de levadura

Elaboración
Precalentar el horno a 180º y forrar el molde con papel para horno
Poner el azúcar en el vaso de la thermomix y pulverizarlo, programando 15 segundos velocidad 8
Añadir el resto de ingredientes: la pulpa de almendras, los huevos, el aceite de girasol, la harina, la pizca de sal y la levadura
Mezclar durante 30 segundos a velocidad 4
Verter la mezcla en el molde y hornear durante 30 minutos




No os olvidéis siempre de comprobar el punto de cocción del bizcocho con un palillo largo. Si aún no está cuajado, dejar unos minutos más.

lunes, 5 de junio de 2017

Retox, yoga para la vida moderna



Mi bibliobús tenía esta joya escondida y yo la encontré. No había oído hablar de este libro, pero me lo llevé a casa sin dudar. Al principio no conecté mucho con él: se me desencuadernó una parte a pesar de que parecía que nadie más lo había leído antes, todo iba en blanco y negro, incluso las fotos de alimentos, no entendía muy bien cómo se estructuraba la información y por qué había recetas cada poco. Sólo tuve que darle un poco de atención y mi amiga Lauren me regaló toda su sabiduría. Digo mi amiga porque sin conocerla, me ha caído tannnn bien, que estoy deseando que vuelva algún día a Madrid para poder hacer yoga con ella.



Retox, el método creado por Lauren y que divulga desde su estudio I.AM.YOU en Nueva York, está compuesto por yoga, alimentación y actitud. Se trata de una manera holística de afrontar la vida real actual. Abandonemos el concepto de que las cosas son perfectas: cuerpos perfectos, vidas perfectas… y pasemos al siguiente nivel. Partiendo de la base de que los problemas y las situaciones que no deseamos forman parte ineludible de nuestra vida, busquemos soluciones reales y no soluciones que sobre el papel son perfectas, pero poco aplicables a nuestras estresadas vidas. 

Yoga se suele asociar a paz, pureza, energía… pero nuestra vida no es así, y a no ser que seas un ermitaño, solemos estar cargados de agendas imposibles y muchos planes por llevar a cabo, en el mejor de los casos. Nuestra alimentación debería ser nutritiva para afrontar todos nuestros quehaceres… pero si vives en una gran ciudad es posible que te alimentes más veces de las deseadas de comida rápida. Nuestra actitud debería ser siempre positiva, proactiva, inteligente… pero con esta falta de tiempo es posible que más de un día acabes presa del desánimo o de la ira. Y deberíamos hacer algo de deporte a diario, pero ¿quién no se incluye entre las personas que pronuncian la frase “no tengo tiempo”?

Pues por ahí van los tiros. No podemos quitar elementos de nuestra vida, tenemos que lidiar con ellos día a día. Por lo que Lauren, chica inteligente, nos propone que busquemos opciones a través de la construcción y el amor a nosotros mismos: nos da claves en forma de yoga, alimentos y actitud para incluirlos en nuestra vida, huyendo de las restricciones y los prohibidos habituales en las tendencias detox y que no hacen más que agobiarnos más todavía. 

A lo largo del libro, interesante por sí mismo, Lauren además va desgranando su historia: mujer muy activa, fuertes raíces familiares, estudiante, entusiasta, trabajadora infatigable… historia salpicada por problemas que cualquiera podemos tener: estrés, autoexigencia excesiva… a los que Lauren supo sacar el partido y buscar una solución constructiva. He visto alguna entrevista suya, y la verdad es que es una persona que contagia su entusiasmo.

Tras una introducción general a su visión y plantamiento Retox, cada capítulo se dedica a buscar la solución a dichos problemas habituales: estrés, dolores de espalda, adicción a la tecnología, síndrome premenstrual y tripa hinchada, insomnio… y así hasta 27 situaciones que muchas veces padecemos.

Comparto con el libro la sensación de que si en general cuidas tu cuerpo y tu mente, no pasa nada si otros días te das a la fiesta loca. ¿Qué sería perfecto cuidar de nuestras células a diario y meditar a diario? Por supuesto… pero como hemos dicho, nuestras vidas no son perfectas, ni lo son los tiempos que nos ha tocado vivir. Y la vida es demasiado corta como para basarla en cosas que no hacer en lugar de cosas que sí queremos hacer. 

Por lo que yo me apunto al Retox y como propone Lauren me preguntaré a diario si he tenido mi dosis de retox diario: ¿has sudado? ¿has nutrido tu cuerpo y has compartido este momento con alguien querido? ¿ha disfrutado? Pues entonces, será el momento de agradecer a la vida por brindarnos la oportunidad de hacer estas cosas un día más.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...