martes, 31 de enero de 2017

Llegando a fin de mes



Ponemos hoy punto y final a Enero. Me queda la sensación de que ha sido un mes largo y sosegado. A vosotros, ¿qué tal os ha ido? 

A veces te propones cosas y no las consigues y otras veces no te propones nada y la inercia te lleva a donde querías llegar. Digo esto porque Enero ha traído tranquilidad a ciertos aspectos de mi vida. Esa huida constante del estrés parece que ha dado sus frutos sin darme cuenta y he comenzado a tomarme sin agobios los momentos de volver a casa del cole y las horas en la cocina.

Ahora volvemos del cole andando. Nos costó dejar el coche de lado, pero todo han sido ventajas: paseamos, nos aireamos, merendamos de camino, nos encontramos algunos amiguitos… ayer hasta nos encontramos 1 euro que duró en nuestras manos 2 minutos, porque pasábamos por el chino y, claro, hubo que comprar cartas de la liga… Os aseguro que no tener que sentar y abrochar a los niños en el coche a diario es liberador para mí, porque nunca he llegado a comprender por qué tardamos 5 minutos en realizar esa sencilla tarea.

El tema de la cocina es otro cantar. Os parecerá una chorrada, pero hasta ahora, como mujer con poco tiempo libre, me enfocaba más en tener comidas listas que en cocinar cosas que me gustasen. Ahora estoy enfocada en esto, cocinando platos nuevos y deseando que queden ricos para que se conviertan en mi “fondo de cocina”. Estoy buscando la receta perfecta de crema de champiñones (¡¡me chifla!!). Si tenéis una ligera y sin muchos ingredientes, por favor, pasádmela.

Además de cocinar sin prisa, este mes hemos instaurado mi hijo y yo los “jueves dulces”, que consisten en que dedicamos la tarde de los jueves a cocinar algún dulce. La pequeña también empieza a apuntarse a esto de cascar huevos y remover, así que aquí confieso que tan calmada no cocino… pero merece la pena. Desde que decidimos esto de los jueves dulces hemos cocinado unas galletitas de avena y pasas y un bizcocho marmolado muy rico. El último jueves fallamos, pero recuperamos el domingo con un bizcocho de maicena súper esponjoso y tradicional. A los abuelos hasta les trajo recuerdos de su infancia, con eso os lo digo todo…

Además de todo esto, y como parece que ha pasado ya tanto tiempo, olvidaba que este año cociné mi primer Roscón de Reyes digno de mención y ¡estaba espectacular! Lo dejé listo la víspera en la nevera, y al día siguiente lo horneé mientras abríamos los regalos. Menudo desayuno que me pegué.

Seguimos de cocina, porque este mes he descubierto la web megustacocinar.com, y su cuenta de instagram, que incluyen alguna que otra receta chula a las que ya les he echado el ojo.

Y en la misión de buscar sabores nuevos y recetas sanas y modernas, me he leído el libro del fenómeno mediático Ella Woodward, Deliciously Ella. Ya he probado un par de cosas, y os aseguro que saben sorprendentemente ricas. Hay otras muchas que creo que directamente nunca cocinaré, pero otras muchas sí, porque por ahora llevo 2 exitos de 2 pruebas.

Por cierto, que este libro lo he cogido prestado del bibliobús, que hace dos semanas he descubierto que para en la calle paralela a mi casa. No os podéis hacer a la idea de lo feliz que me hace este hecho, y de lo nerviosa que me puse el día que fui a coger el libro. Parezco una niña con zapatos nuevos con esto del bibliobús.

Bueno, no quiero que se os siga haciendo la boca agua, pero es que parece que este mes lo de comer me tiene monotemática (no me había dado cuenta hasta ahora). Seguimos comiendo, pero fuera de casa.

Este mes he descubierto dos sitios en Madrid. El primero, El Huerto de Lucas. Tenía tantas ganas de ir y no lograba ir con nadie que al final fui sola. En una de esas tardes de compritas de Navidad, me desvié un poco de la ruta y me tomé un café en condiciones. ¡Qué lugar tan acogedor! Es ideal, lo tiene todo: para comprar, para comer allí, para trabajar… plantas, silencio… Ya le he dicho a varias amigas que quiero ir con ellas, es de esos sitios para compartir.

El segundo lugar, una pizzería en Lavapiés, López y López. Había leído sobre lo diferentes que son sus pizzas, sobre una masa muy lograda. Y la verdad es que todas son sorprendentes. Nosotros probamos la de morcilla y la de pesto. Muy ricas.

Lástima que tanto El Huerto de Lucas como López y López nos pillen tan a desmano. Aunque por otro lado, menos mal… ¡se me irían todos los dineros sin darme cuenta!

Y como no sólo es comer, que también hay que gastarlo, el sábado pasado subimos a la nieve, y estaba el campo precioso, hasta nevaba a ratos. ¡Qué gusto da pisar la nieve virgen! La pena fue que no pudimos subir demasiado con el coche porque hacían falta cadenas, y que la peque se mosqueó al poco rato porque se le mojaron los pies. La próxima vez la llevaremos mejor preparada, porque este año las ganas de plan no dieron margen a encontrar el calzado adecuado. Hicimos un muñeco de nieve y a lo largo de todo el paseo el niño se lo pasó pipa, era el disfrute en su máxima expresión. Sólo por eso ya mereció la pena.

Además, este mes he descubierto que el deporte y la lectura tienen sobre mi los mismos efectos: cuando leo o hago deporte, me siento genial. Y cuando pasan los días y no leo o no hago deporte, empiezan a entrarme las culpabilidades.

Por cierto, hablando de lecturas, este año, como complemento al reto lector, he puesto en marcha un club de lectura por e-mail con mi familia y amigos. Se trata de que cada uno vaya leyendo lo que le apetezca, mire si encaja en alguna categoría de las propuestas, y nos cuente a los demás por qué ha leído el libro, si le ha gustado o no, sus impresiones… y todo lo que le apetezca con libertad. Por ahora está siendo muy interesante, y estamos todos entusiasmados.

Y la última novedad de Enero es que el día 1 estaba tan feliz, tan a gusto… que decidí empezar a anotar el mejor momento del día cada día. Estamos a 31 y he conseguido encontrar algo genial para cada uno de los días de este mes. Confieso que algún día me ha costado, no he estado en el mejor mood posible este mes. Pero eso demuestra que incluso en los días más grises, siempre hay un rayito de sol que consigue colarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...