lunes, 26 de diciembre de 2016

Bullet Journal, estás a tiempo para 2017

Uno de mis descubrimientos de 2016 ha sido la existencia del Bullet Journal, un método de organización alternativo al uso de agendas de las de toda la vida. El creador de este sistema lo define como el método de organización analógico para la era digital, dado que todo se organiza en un cuaderno de papel. 


Durante Diciembre he empezado mi primer bullet journal y por ahora me parece que es realmente efectivo. Al contrario de las agendas que estos días pueblan cualquier tienda, el bullet journal es un cuaderno en blanco, en el que tú decides si quieres apuntar algo en el día en el que estás, o si no te hace falta. Es un sistema basado en listas de tareas, por lo que cada día hay que apuntar qué tienes qué hacer o qué te propones conseguir. Ya os conté el otro día que también he descubierto que es fundamental dejar por escrito los objetivos que tenemos, y en el día a día esto no es sólo importante para no perder la motivación sino para simplemente, evitar olvidos y no faltar a la cita con el dentista.

Yo estoy combinando mi cuaderno con el uso de Google Calendar, ya que comencé a usarlo a principios de año y tengo en él gran cantidad de información. Además de citas médicas, o recordatorios de tareas que son frecuentes, tengo también todos los cumpleaños de mi familia y amigos. Creo que ambas herramientas son altamente compatibles, y si el bullet te da la inmediatez del día, Calendar me da la oportunidad de crear tareas recurrentes y recordarlas automáticamente. Por eso, todos los días, cuando voy a escribir las cosas del  día, reviso mi Calendar y así no se me olvida nada importante.

Sin darme cuenta, y a lo largo del año, he ido adoptando algunos de los trucos de este sistema, y por ejemplo, desde un poco antes del verano, cada vez que empieza el mes pensaba y anotaba en mi agenda los objetivos para ese mes, anotaba cada día las tareas improrrogables... Por eso no me ha sido difícil abandonar mi agenda y volar hacia un cuaderno que compré en las vacaciones cuando me dio ansia por escribir muchas cosas.

Como yo no soy ninguna experta en el tema, os dejo la web de Bullet Journal: The analog system for the digital age donde podrás encontrar toda la información relativa a este sistema de organización. 

Una de las cosas que me tiene alucinada de la fiebre BuJo es la creatividad de la gente. Hay cuadernos que me parecen verdaderas obras de arte y en Instagram hay gran cantidad de cuentas que dan buena muestra de ello. Mi favorita es esta, pero hay muchísimas más.

Christina

Hay un par de webs de las que podéis sacar también bastante información. Una de ellas es Wasel Wasel, que tiene bastante sobre el tema. Podéis empezar por aquí, donde explica qué es el BuJo y cómo hacer uno. Y la otra es Estudio Avellana, que explica también cómo comenzar tu bullet.

Mi bullet es muy sencillo: mi letra que ha caído enteros desde que dejé de estudiar y tomar apuntes (mi madre me ha dicho esta semana que necesita que le lea el Christmas que le he enviado porque hay palabras que no entiende...), mis bolis de purpurina, alguna que otra pegatina, washi tape, mi frase positiva del día... y listas de tareas para conseguir muchas de las cosas que me propongo.


2 comentarios:

  1. Hola Laura.
    A mí me suele pasar contigo que descubro algo que me parece la pera limonera, te lo cuento y me contestas con un cariñoso "sí, sé lo que es, pero eso no es nuevo". Eres mi pioneer jajajaja.
    Eso me pasó con el BuJo, que te lo conté toda emocionada, pensando que había descubierto la fórmula de la Coca-Cola y resulta que es más viejo que la tos (o casi).
    Soy una planificadora nata tanto laboral como personalmente, así que te puedes imaginar lo que me alucina el sistema. Otra cosa es que cumpla los planes... pero al menos los pongo en marcha, que en definitiva es lo importante.
    El caso es que era justo lo que me faltaba: saber que hay miles de personas que se mueren (como yo) por agendar tareas. Llevo unos 15 años con el maravilloso ritual de comprar agenda en Diciembre y completarla durante el siguiente año, pero la verdad es que los ímpetus de Enero van decayendo sin remedio según pasan los meses. Ahora sé que es porque no he tenido nunca la agenda que se adapte a mí al 100%
    Mi Bullet lo empecé en serio en Noviembre, después de pensarlo un poquito en Octubre, y lo bueno que tiene es que, al ser a tu medida, lo vas mejorando cada día y de momento me parece el plus que me hace falta para no abandonarlo.
    Para la gente que se repite el mantra "no me da la vida", se lo recomiendo totalmente. Es la forma más simple de ser consciente de la cantidad de cosas que se pueden hacer en un solo día.
    Y también me he dado cuenta de que Diciembre es un mes tan caótico que cualquier parecido con la rutina y el orden es pura ficción ¿será parte de la magia de la Navidad?

    ResponderEliminar
  2. Ey, que tú me has descubierto eso del armario cápsula y he visto que has investigado muy bien... jajajaja

    Diciembre sí que ha sido caótico, parece que hay cosas que sólo podemos hacer este mes, como ir de compras o comer como si no hubiera mañana... qué rollo, ¿no?

    El bullet mola mil y creo que es súper útil para organizarse bien y para descubrir aquellas cosas que nos empeñamos en hacer y no van con nosotros.

    Aunque al pobre hay días que no le hago ni caso... ¡hago lo que me da la gana! En el fondo me encanta romper rutinas...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...