martes, 23 de febrero de 2016

Diy con niños: decorando sus tazas de desayuno



A los niños les encanta crear cosas con las manos, ayudarnos y sentirse útiles. Si además crean cosas que sirven para un propósito o cosas que ellos mismos van a utilizar, os garantizo una tarde entretenida y una experiencia muy gratificante para ellos.



Es la segunda vez que hacemos esta actividad y la hemos repetido por deseo expreso (e insistente) del peque, que quería compartir con sus primos la diversión que había experimentado anteriormente con sus amigos. Dicen que no hay dos sin tres, así que antes o después estoy segura de que volveremos a la carga con los rotuladores.



Para la actividad se necesita
 

Vajilla de porcelana, en este caso, unas tazas. Es muy fácil de encontrar en tiendas de cosas para la casa o en Ikea. Lógicamente, también podemos recurrir a cualquier taza blanca lisa que tengamos por casa y que sea de porcelana.


Rotuladores especiales para pintar sobre porcelana. Hemos probado con dos marcas distintas (este gusto mío por decorar vajillas viene de largo), así que os recomiendo los que mejor resultado me han dado, que son estos de la marca Rayher. Anteriormente había utilizado los de la marca Posca, pero aún siguiendo las instrucciones, la tinta se acababan borrando de las tazas tras varios lavados, incluso sin usar el lavavajillas. Los Posca los hemos dejado para pintar sobre tela y otros materiales más habituales, porque en general, dan muy buen resultado.


Horno. El horno de casa.

Materiales para pintar tazas




Cómo se hace


Lo primero de todo es lavar muy bien las tazas y dejarlas secar. Para asegurarnos de que están limpias de polvo y grasa, yo prefiero pasarles un algodón o trapito impregnado en alcohol. De esta manera, nos aseguraremos de que la tinta vaya directamente sobre la taza y se adhiera bien.


Los rotuladores tienen que estar listos para usar. Con esta marca, y si no hemos usado los rotuladores en un tiempo, es aconsejable agitarlos durante un par de minutos y después presionar la punta sobre un folio para que empiece a descargar la tinta.


Ya podemos empezar. Cada niño decorará su taza según su gusto. En esta ocasión dibujaron campos de fútbol, el sol, los planetas, nosotros, corazones y ¡cocos!... nos va lo tropical.


Si nos equivocamos en algún trazo, o si queremos borrar alguna parte o incluso la taza entera, podemos hacerlo con el trapito y el alcohol, para después volver a empezar.



Una vez los niños tienen claro que así es como quieren que sea su taza de desayuno, las dejaremos secar por 4 horas. Pasado ese tiempo, meteremos las piezas en el horno, en frío. Una vez cerrada la puerta, programaremos 30 minutos a 160º. Pasado ese tiempo, las dejaremos dentro hasta que el horno se enfríe completamente. A partir de ese momento, y una vez lavadas las tazas, podemos empezar a usarlas para los desayunos, las meriendas y los tazones de leche de antes de ir a dormir.

Dibujando en las tazas
 

A ellos les encanta usarlas, les traen recuerdos, les gusta mirar sus dibujos, recrearse en lo que hicieron… y ya no quieren usar otra taza que no sea la suya. Además, hemos comprobado que incluso después de pasar por el lavavajillas, los dibujos permanecen intactos a lo largo de meses y meses de uso.

Palabras en la taza

Detalle del asa

Las tazas de las niñas

Las tazas de los niños

Si os gusta esto de personalizar vuestras cosas, os animo a que paséis una tarde con vuestros niños pintando sus tazas de desayuno. Es muy divertido y engancha.




2 comentarios:

  1. Tomo nota para hacer con Julia!! ¿Dónde compraste los rotus?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jud. Aunque me consta que ya los conseguiste por Amazon, dejo por aquí en sitio donde yo los compro, por si alguién más se anima: http://www.abedulart.com/

      Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...