viernes, 1 de enero de 2016

Cómo molo


Lo primero de todo, feliz año nuevo para todos aquellos a los que os apetece venir por aquí de vez en cuando. 

Esto que hoy os cuento, era el último post del año pasado, pero estar de vacaciones con niños y tener que preparar con ilusión una cena de fin de año, no da mucho margen. Aún así, y como me gustan las emociones fuertes, de repente me encontré con la nevera llena de cosas por cocinar, haciendo manualidades con los niños e intentando arreglar la calefacción, que justo había decidido no funcionar el último día del año. Los niños muy contentos, eso sí, pero yo con un estado de nervios desconocido para mi hasta el momento. Para vuestra tranquilidad os diré que la cena estuvo lista a tiempo (con ayuda, ¡gracias!), disfruté de la familia, comí de todo lo que habíamos preparado, me reí, felicité a todas aquellas personas a las que quiero, aprecio y valoro, y me despedí con un poco de penita de un año al que no tengo ningún reproche que hacerle y con muchas ganas de comerme el 2016, al que sólo le voy a pedir que sea parecido al año que acabó.

Pero a lo que íbamos a ir ayer. Hoy toca post de auto bombo, auto promoción, revisión de los momentos estelares de mi blog, que es lo last, porque yo molo mucho (jijiji).

Si tuviera que elegir el mejor momento de mi blog en 2015, sería sin duda el premio que me dio la Editorial Molino en el concurso de Lectura adictiva por mi reseña del libro Querido Atticus. Leer un libro que me gustó, escribir sobre él porque me apetecía y ganar un concurso, fue una auténtica gozada. Es una de esas pequeñas lecciones de la vida, que me ayudan a ver que hacer lo que verdaderamente me gusta, tiene premio. Y aunque el premio como os digo me hizo mucha ilusión, me doy cuenta de que el verdadero premio consiste en hacer las cosas que más me llenan.

He decidido revisar cuales son las 10 entradas más leídas de mi blog durante los 365 días de 2015 y Querido Atticus está entre ellas. Pero lo que me queda claro es que el podio está relacionado con los viajes. 

Veo que Oporto sigue siendo un buen lugar al que viajar, porque sigue ocupando el primer puesto, Menorca le sigue de cerca para comer una buena caldereta de Langosta y Madrid-Roma en coche es un planazo, se mire por donde se mire.

A lo mejor debo cambiar de profesión, comprarme una buena maleta y echar el curriculum en el canal viajar. Aunque en realidad para 2016 tengo otros planes y aunque viajar está entre ellos siempre hay otros planes más mundanos, pero no por ello, menos interesantes. Aquí van algunas ideas...




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...