viernes, 23 de enero de 2015

Objetivo makeover de Enero: cortinas infantiles

Como decía a principios de año (o de mes, según se mire), es difícil no sucumbir a hacer planes para 12 meses, así, como si sólo con el optimismo desbordante que nos inunda en esos días mágicos se fueran a cumplir. Este año yo, por ejemplo, me imaginé alcanzando un objetivo x 12 (o un objetivo / 12, hoy me cuesta decidir). Me explico, me propuse elegir cada mes una de las cosas que me gustaría cambiar o mejorar en casa. ¿Por qué? Porque como todo en la vida, siempre hay cosas que a una le gusta mejorar y si no te las tomas en serio, acaban pasando los meses y al final no haces grandes avances. ¿Quién no se ha propuesto ir a la piscina por su cuenta, adelgazar por su cuenta, aprender inglés por su cuenta?? ¿Y qué pasa? ¡Nada!, no pasa nada porque no haces nada.

Como suelen ser tareas a lo grande, con objetivos a lo grande (en los casos anteriores: tener un cuerpo súper fibroso, perder 5 kilos e ir a los U.S.A. y no hacer el ridículo al hablar) al final pierdes la motivación porque el objetivo final siempre está lejano.

Pues yo con mi casa igual. Siendo realistas, no puedes mejorar todo lo que te apetece en una semana. Pero si lo troceamos en 12 meses... es otro cantar. 

No he hecho una lista de 12, las elijo sobre la marcha, según el nivel de apetencia. Porque, para qué empeñarnos en organizar todos los cajones de la casa cuando lo que nos atrae poderosamente es cambiar los cuadros de sitio o reorganizar la despensa. O... descansar tranquilamente en el sofá...

Para el mes de Enero elegí cambiar las cortinas de la habitación de los niños. ¿Por qué? Porque las que están puestas, a pesar de ser muy monas y discretas, y de estar dando un resultado de calidad para nada acorde a su reducido precio, fueron colocadas de manera provisional, cuando aún teníamos una vida de pareja sin hijos. Esa provisionalidad se ha alargado en el tiempo tanto, que son el único elemento que ha resistido a los cambios que suponen pasar de tener una habitación "para nada" (o sea, habitación para ordenador, material de escritorio, rato de evasión... (abro segundo paréntesis: nótese la ironía del primero)) a habitación para los niños. Fueron las primeras en llegar y quizá las últimas en irse.

Porque hoy, 23 de Enero de 2015, a una semana de que acabe el mes, puedo dar mi objetivo por... NO CUMPLIDO. Fundamentalmente no he sabido organizarme para ir a buscar telas, ni siquiera he medido el hueco de la ventana (que bien podría estar haciéndolo ahora en lugar de estar contando estas historias). Se me había olvidado que los meses pasan volando a velocidad de concorde.

Para lo único que he tenido tiempo ha sido para buscar inspiración, gracias a que Pinterest no cierra a las 21.30 de la noche, hora clave en la vida de cualquier madre. Así que os dejo hoy por aquí con las ideas cortineras que me rondan la cabeza, esperando acudir a los exámenes de recuperación de Febrero y poder decir que aprobé a la segunda.






Y mis favoritas:

¿Qué te parecen? 

No te cortes, te dejo que me hagas llegar tus comentarios por aquí abajo o que me mandes cualquier cosa que te apetezca por aquí a la derecha.

Gracias por leerme.



2 comentarios:

  1. Me encantan!!
    No se me había ocurrido mirarlo por pintarest, te copiaré.
    Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario! Pinterest es un gran lugar para inspirarse y para archivar ideas.

      Un saludo,
      Laura

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...