sábado, 10 de enero de 2015

Cargaditos de regalos... así vinieron los Reyes Magos este año

No vengo a contaros toooodas las cositas que me han traido los Reyes Magos, que habitualmente se portan siempre mejor ellos en un sólo día que yo en todo un año. Pero sí que me apetece compartir los tres regalos que más enganchada me tienen estos días.

En el número 1... y como primer plato, unas cerezas. Las de mis deseadas zapatillas Chocolaticas, que me llegaron a través de A lo loco Market. Como conté en Twitter, me tienen literalmente e-na-mo-ra-da. Fue a comienzos de otoño que las descubrí y ahí empecé a escribir mi carta a los Reyes Magos, pidiendo que cumplieran mi deseo de poseer unas. Aún no las he estrenado, pero de vez en cuando me las pongo en casa, y me siento como una niña con zapatos nuevos. Y auque sea efectivamente porque son zapatos nuevos, estoy segura de que cuando mis Chocolaticas no sean nuevas, me sentiré igualmente una niña cuando me las ponga. Mis pies entran en ellas y siento que lo mismo podría volar por el cielo que retozar por la verde hierba. Me miro a los pies y me pongo de buen humor.



En el número 2... y como segundo plato, un surtidito de libros. Pedí a los Reyes 3 títulos, y me han traído 2 extra. Hace mucho tiempo empecé a hacer una lista de libros por leer. Sacaba referencias de otros libros, recomendaciones, ideas leídas en revistas... pero supongo que por falta de tiempo acabé abandonando esa práctica. Con las vacaciones de verano, el tiempo libre y las ganas de retomar lecturas, empecé una nueva lista, de la que a los Reyes Magos encargué estos tres:



Y los Reyes Magos han pensado que un par de libros más tampoco me vendrían mal. Y contentísima estoy, porque sin darme cuenta, aunque me encanta Mafalda (a quién no le gusta...) nunca tuve uno de sus libros. Y el segundo lo aprovecho cada mañana mientras desayuno, buscando una idea que me inspire para afrontar el día con ganas.


Y en tercer lugar y como postre... una caja de trufas de la Mallorquina. Que levante la mano el que no esté salivando ahora mismo... Desde pequeña deseaba que mis padres me comprasen una cada vez que pasábamos por Sol (y no eran pocas veces al mes, la verdad). Y ahora que soy dueña de mis caprichos, intento hacer lo propio cada vez que paso por allí. Y lo mejor es que algún que otro año, mis Reyes Magos se encargan de sorprenderme trayéndome a casa este bocado de lujo.


 ¿Y a vosotros qué os han traído los Reyes?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...