viernes, 17 de octubre de 2014

Aprendizajes


No soy más que nadie. Pero tampoco soy menos. Si alguien percibe alguna de las dos cosas, esa es su aventura.


Se puede vivir pensando tan sólo en hoy. Cuesta esfuerzo y hay que querer. Pero acaba resultando sencillo y la forma de vivir más productiva.


He abandonado los pensamientos tristes, los de las peores posibilidades y los pronósticos aterradores. Pensar en cosas tristes es el invento más improductivo de nuestra mente. Aquí no hay peros, todo son ventajas.


Perder un globo a los 3 años es un recuerdo que permanece. Perder un globo a los 4 años es como perder al amor de tu vida con 20. Pero que te pasen las dos cosas, es desolador.


No se me dan bien los postres, pero, anyway, yo sigo intentándolo.


Estoy en calma chicha. A veces es aburrido, pero me siento genial.


Sigo sin saber abandonar lecturas a medias. Pero libero lecturas acabadas en mi vecindario y me llena de gozo ver cómo vuelan raudas a otros hogares para volver a ser vividas.


Realmente los lunes son grandes dias, están cargados de grandes propósitos e ilusiones. Pero allá aquellos locos que sigan renegando de un sólo día de sus vidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...