martes, 28 de agosto de 2012

Recorriendo el camino

Entre otros libros, este verano me he sumergido en El monje que vendió su ferrari. Confieso que no lo esperaba, pero estoy encontrando pinceladas de inspiración.

Yo también he recorrido ese camino, amigo mío. Yo también he sentido ese mismo dolor. Pero he aprendido que todo sucede por alguna razón. Todo suceso tiene un porqué y toda adversidad nos enseña una lección. He comprendido que el fracaso, sea personal, profesional e incluso espiritual, es necesario para la expansión de la persona. Aporta un crecimiento interior y un sinfín de recompensas psíquicas. Nunca lamentes tu pasado. Acéptalo como el maestro que es.


El monje que vendió su ferrari

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...